Consejos

Miren_Portada_entrevista-kensla

19 Abr LA CREATIVIDAD COMO HERRAMIENTA DE TRABAJO · MIREN LAUZIRIKA

RECETA 5/10 Miren Lauzirika · Art of Life. Miren Lauzirika saca lo mejor de cada cual para trabajar haciendo uso de nuestras pasiones y talentos. ¿Cómo lo hace? A través de la CREATIVIDAD. ¿Sabes sacarle partido a tu creatividad? Es una herramienta extraordinaria para desentumecer la cabeza y avanzar. Si utilizas la creatividad teniendo a tu Target en mente, hallarás soluciones a tus obstáculos, sea cual sea el sector de tu empresa. Si no me crees, escucha a Miren Lauzirika.

Sus recorrido profesional tienen una doble vertiente, licenciada en Bellas Artes, se especializó en producción de televisión y eventos primero y en competencias creativas después.

Antes de todo eso, comenzó en Alemania en la organización  IJGD como formadora de lideres de WorkCamps, donde aprendió a utilizar metodologías para motivar a la ACCIÓN y que le alucinaban. Se trabajaban asuntos muy importantes como el medioambiente, la igualdad de género, la interculturalidad… Conceptos muy profundos que se abordaban de forma que no costaba trabajarlos y consiguiendo resultados muy potentes.

Cuando empezó a trabajar por su cuenta, se formó en competencias creativas porque vio que era algo en lo que tenía talento pero que, hasta el momento, en su vida profesional (eventos, tv…), no le estaba sacando suficiente partido.

Hoy en día, desde Art for Life, ofrece sus dinámicas creativas en empresas y organizaciones públicas.

INGREDIENTES:

  • Participar
  • Diversión
  • Talentos
  • Auto-sorprenderse
  • Dibujar metáforas
  • Eficiencia

____________________ 

Kënsla: Cierto grado de creatividad es importante para trabajar, incluso para vivir; eso lo tengo clarísimo. Pero, ¿cómo se llega a montar una empresa enfocada a dinámicas creativas para empresas y organizaciones?

Miren: Lo que busco es que la gente sea feliz en su trabajo. Que las cosas se hagan de una forma que funcionen. Por ejemplo, reuniones efectivas, que no se sufra el síndrome de “reunionitis”. Yo odio aburrirme y por lo tanto no se lo deseo a las demás personas. Esa es mi motivación.

La creatividad, para mí, se trata de imaginar e idear, pero también de hacer, de rematar, finalizar… Porque, a veces, la creatividad se asocia solamente al ámbito imaginativo. Ahí es cuando la gente me dice “yo no soy creativa”. Para mí, significa ser capaz de modificar tu mundo interior y ser capaz de modificar el entorno. Cuando digo modificar, también me refiero a mejorar.

Decidí trabajar mediante la creatividad para sacar lo mejor de cada cual; potenciar sus talentos.

Buscando la forma de aprovechar mi creatividad fue como decidí hacer salir la de otras personas.

Como experta en diseño de metodologías, entiendo que se ha de aprender una forma más transformadora: Asociado a un conocimiento, hay unas competencias. Enseño a sacar esas competencias y, sobre ellas, colocar el conocimiento. Primero, haces volcar los conocimientos que ya traes, eso que sabes pero que “no sabes que sabes”. Y luego ya, el grupo participante está preparado para recibir los conocimientos más explícitos, la formación en base a lo que necesitan saber.

nuez-fresa- mirenlaucirika


Kënsla:
¿Qué objetivos han logrado las empresas con las que has trabajado tú, gracias a tus dinámicas de creatividad?

Miren: Muchas veces, una organización quiere ofrecer formación, pero no quiere que su equipo simplemente asista, sino que lo reciban de manera activa y experiencial.

Trabajo con metodologías vacías… Yo monto máquinas metodológicas diseñadas para que cumplan sus objetivos. Esto significa que los objetivos pueden ser muy diferentes: cohesionar un equipo, que ese equipo aporte ideas nuevas, trabajar en dar forma a un proyecto concreto…

Yo trabajo todos esos resultados, pero también la base de todo eso, el “qué me hace falta, para potenciar el ser y hacer creativo”. Que aprendan a sacar su creatividad de dentro y tras las sesiones, no requieran necesariamente dinámicas o técnicas, simplemente, conectan con su propia creatividad.

 

Kënsla: Después de las sesiones de creatividad, ¿hay gente que te dice que se ha dado cuenta de que efectivamente es más creativo?

Miren: Todo el mundo. Siempre. Porque no se lo digo yo, sino que lo viven. Son protagonistas de su propio proceso creativo, experimentan y reflexionan. En esa reflexión, se dan cuenta de que hay un antes y un después; ha habido una transformación. Y entonces se dicen: “Ajá!”. Es el arte de auto-sorprenderse.

 

Kënsla: ¿En estos procesos o la implementación de los resultados, se suele tener en cuenta al Target de la empresa?

Miren: Sí claro, es básico y muy importante. Cuando creas algo es importante saber para quién es, “verle” la cara, saber cómo respira y qué necesita.

Miren Laucirica

Kënsla: ¿Aunque trabajas con procesos internos, estos suelen tener repercusión en acciones que son visibles para el público objetivo?

Miren: Sí, aunque el grado depende de la naturaleza del equipo y sus objetivos. Hay cosas que tienen que ver con las competencias de la plantilla y se perciben de forma muy sutil. Es decir, que tú trabajes mejor, influye de forma indirecta en la satisfacción de tu clientela.

Pero también puede ser más explícito. Hace poco trabajé con un equipo heterogéneo que querían organizar un evento sobre sostenibilidad. Querían aprender a poner en marcha la creatividad y dar con claves para diseñar un evento que tuviera impacto en la gente. Ahí es una repercusión muy visible, claro.

 

Kënsla: ¿Te ha contratado alguna vez una entidad que tuviera por objetivo mejorar o potenciar su Imagen de Marca?

Miren: Estoy recordando una entidad pública que trabaja con muchas personas del área del comercio. Hicimos una formación experiencial para mejorar el “cómo me percibe desde fuera mi clientela”.

 

Kënsla: ¿Qué tipo de ejercicios has hecho con una empresa en estas circunstancias?

Miren: Por ejemplo, comenzaron por dibujar su propio escaparte para poder reflexionar sobre lo que transmitían, y después lanzarles preguntas para diagnosticar el 360º de su marca. Cuando descubren los puntos fuertes y débiles, hay que decirse “ahora lo voy a hacer”, sin excusas, (que vienen de los mieditos).

El problema a la hora de pasar a la acción es que lo que menos se suele atender es la empresa de uno/una; al principio porque estás pendiente de definirte bien y luego porque ya tienes trabajo y no tienes tiempo para reflexionar sobre tu negocio. Ahí es donde mueren miles de intenciones que son precisamente las que te catapultan para ir a mejor.

Afecta especialmente a quienes se nos educa para priorizar el atender las necesidades externas y no las propias. El autocuidado es importante y en la persona emprendedora también. Es vital cuidar la gallina, que es el principal activo del negocio…Si se muere la gallina, ya no da más huevos.

 

Kënsla: ¿Cuál es tu herramienta preferida para trabajar?

Miren: Dibujar metáforas. Me gusta mucho que la gente dibuje. La metáfora es una herramienta muy poderosa. Por ejemplo, dibuja una foto de cómo te gustaría estar en cuatro años en tu empresa. Me gusta el dibujo colectivo y también el individual. En una entidad puede haber diferentes dibujos para el mismo tema; sirve para que se aporten ideas que a otros no se les había ocurrido. Los resultados son muy profundos y muy auténticos.

 

Miren laucirica_creatividad 1

Kënsla: ¿Es posible utilizar estas dinámicas en empresas de una sola persona, un/a autónomo/a?

Miren: Trabajo con grupos, a veces con profesionales independientes de diferentes sectores en dinámicas grupales. Suelen ofrecerlas las organizaciones públicas para empresas pequeñas. Funcionan muy bien porque se intercambian conocimiento, experiencias y consejos, y dar un consejo te hace tomar conciencia de temas pendientes.

 

Kënsla: Tú tienes una empresa especializada en dinámicas creativas para empresas, pero ¿crees que pueden ser interesantes para otros profesionales? Por ejemplo, quien se dedica a coaching nutricional, a personal formador

Miren: Sí. He formado a formadores/as o a facilitadores/as. He impartido, por ejemplo, una formación-taller llamado “Jam Lessons: Metodologías para formar”, en el que personas de distintos mundos pusieron en práctica metodologías para que sus cursos fueran más participativos.

 

Kënsla: Cuando se habla de un “creativo”, se suele asociar a una persona con cierto grado de… locura o desestructura mental. ¿Influye este prejuicio en tu propia Imagen de Marca como profesional?

Miren: No. Si es así, no me lo cuentan. En realidad, no me ocurre porque mi forma de transmitir lo que puedo ofrecer sí que es estructurada y razonada. Mi trabajo requiere de las dos partes. En realidad, la creatividad es un proceso que necesita de estructuras.

Por ejemplo, necesita una estructura en cuanto a tiempos para cada fase. Mientras ideas, debes volar, no debes estar pensando en cómo implantarlo. Si hay que pensar de manera loca, bien. Ya mañana filtramos y definimos.

Precisamente, yo percibo que las organizaciones, al solicitar mis servicios, me transmiten un… “dame vitaminas creativas dentro de lo que yo soy capaz y quiero hacer”.

 

CONSEJO EXTRA

La mejor manera de hacer que la gente participe es potenciar su motivación y hacerlo de forma eficiente. Por ejemplo, en una reunión, mi punto fuerte es que logro facilitar encuentros en los que se logran los tres objetivos principales: gestionar el tiempo (cerrar la reunión en el tiempo estipulado), profundidad (llegar a conclusiones innovadoras y satisfactorias mediante la reflexión) y ánimo (salir de la reunión con ilusión y no con agotamiento). Me dedico a cocinar esos ingredientes para que, de esos tres factores, no se sacrifique ninguno.

miren laucirika_creatividad_2BONUS TRACK

Miren nos pide que encendamos de nuevo la grabadora.

En el modelo de empresa tradicional hay una pared. A un lado está la vida personal y a otro, la vida profesional y una cosa no debe pasar a la otra. En todo caso, la profesional puede invadir tu vida personal (en forma horas extra, llamadas y emails), pero, en ningún caso, tu verdadero YO puede aparecer en el trabajo. En ese modelo es curioso el típico caso de: “Esa persona es muy simpática en la vida personal, aunque luego en el trabajo es más capulla.” Pues no me sirve.

Tus valores, tus formas de hacer, … es lo que debes de llevar a la vida profesional. Esto ocurre porque las empresas tal y como fueron concebidas no tienen en cuenta que las personas estamos hechas también de emociones. Ese modelo es psicopático y es insostenible porque las personas para sentirnos bien en el trabajo debemos dar nuestras motivaciones y generar interrelaciones significativas. El enfoque necesario es romper esa pared dual y dejar pasar el talento personal a la vida profesional.

 


Las próximas recetas irán desvelando muchos trucos y consejos para completar una marca de éxito. Recuerda que tienes una cita en nuestro blog los lunes y los miércoles hasta el 10 de Mayo y si no quieres perderte ni una sola receta, apúntate a nuestro newsletter y recibirás un correo con el link directo de cada artículo.


¡ Me apunto !

 

Read More

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR